Reglas de Oro Para Ser la Mamá Que Necesita Toda Bailarina

Updated: Apr 21


Por Mar Rodríguez

SOS! mi hija baila ballet

Las maestras y maestros de danza les enseñarán a ser personas que son buenas bailarinas y nosotras debemos enseñarles a ser buenas personas que son bailarinas.

Dejarle claro que…

A lo primero que nos enfrentamos como madres cuando una hija quiere ser bailarina de ballet es a su entusiasmo e insistencia para hacer clases. No queda otra que aprovechar la ocasión a nuestro favor para poner alguna norma: las clases de ballet y otras extraescolares continúan si en el cole se sacan buenas notas. Y sorprende ver que cuando es la propia niña la que quiere y desea hacer clases de ballet, actúa con una madurez fuera de su edad y pasa a organizarse y optimizar más su tiempo, llevando los estudios al mejor nivel de la clase.

Pero ¿cómo puedo ayudar a mi hija en sus clases de ballet?

1. TENER MUCHO OJO Y SEGUIR TU INSTINTO

  • Elige bien escuela y profesora: Primero como madre tú vas a decidir dónde hará las clases. Es fundamental una buena preparación en manos de profesionales acreditados, no solo en ballet sino también como educadores. Respeta las decisiones de la maestra, pero si no te gustan o no estás de acuerdo busca soluciones, no problemas. Si notas excesiva falta de interés, desilusión, o que no hay feeling por parte de la maestra hacia tu hija o de tu hija hacia ella, igual no está en el lugar adecuado. Es triste pero a veces también puede pasar.

2. SER DISCIPLINADAS

  • Puntualidad: Lleva a la niña con tiempo para que empiece las clases puntual. Ella se esfuerza y organiza, tú también.

  • Seguir normas de vestimenta: Si hay uniforme en su escuela de danza, tenerlo siempre en buenas condiciones.

  • Llevar moño para la clase de ballet: Acostumbrarla desde el inicio y en cuanto se pueda, ayudarla para que aprenda a hacerlo ella.

  • Ropa adecuada para cambiarse: Sin cremalleras traseras, cuellos amplios para que no se despeine, ropa fácil de ponerse y quitarse ella misma.

  • Marcar toda la ropa que se quita y se pone con su nombre.

3. DAR LA TALLA

  • Cumplir los compromisos adquiridos tanto en el colegio como en las actividades extraescolares. Es importante que no falte a ballet cada vez que hay un examen en la escuela. Tiene que saber y poder hacer las dos cosas bien.

  • Excepción a la regla: Cumplir con todo pero... en toda regla debe haber una excepción... Tiene que ser responsable, sí, pero como adultos tenemos que priorizar cosas y valorarlas en su justa medida. A veces los profesores del colegio mandan tareas sin tener en cuenta las extraescolares y si hay que hacer alguna trampita ayudándola a pintar un dibujo u otra cosa sin que ello perjudique ni lo más mínimo su aprendizaje pues que me quemen en la hoguera porque he pecado.

4. TENER SENTIDO COMÚN (EL QUE ESCASEA MUCHAS VECES)

  • Tener claro que el mundo no gira alrededor de tu hija.

  • No esperar ni exigir que sea perfecta ni en lo personal ni en el ballet. Ufff eso es súper agobiante. Querer que sean buenas sí, que sean mejores es un buen reto, pero que sean perfectas...¡es horrible!

5. ¡MENTE SANA, CUERPO SANO Y CORAZÓN SANO!

  • Potenciar todas sus virtudes y talentos pero dentro de la humildad. Enseñarle que todos tenemos talentos y que en cada persona son diferentes. No se tiene envidia a los que destacan y se debe respetar a los que les cuesta y que seguramente son mejores que nosotros en otra cosa.

  • Disfrutar de tu hija y de todo lo que hace: Esos momentos no volverán a pasar. Estar a su lado y participar en su mundo crea un vínculo especial y mágico.

  • Estimularla: Llevarla a obras de ballet, escuchar música de ballet juntas, comprarle libros, ilustraciones y cuentos que traten sobre ballet o le amplíen conocimientos de ballet. El mundo google o youtube también servirán.

  • Nunca menospreciar sus sueños, sus esfuerzos, sus miedos y escucharla muuucho.

  • Y enseñarle que hay vida más allá del ballet. Disfrutar de otras cosas. Hacerle ver que estás ahí para apoyarla pero la vida da muchas vueltas y si al final su destino no es el ballet, ¡no pasará nada y será igual de feliz!

SOS! mi hija baila ballet ...

Una sección escrita por mí, una madre que se ha introducido en el mundo del ballet de la mano de su hija. Un punto de encuentro donde ayudarnos y encontrarnos. Una gran oportunidad que me ha brindado el equipo de Ballet Papier al que conocí gracias a mi hija Estela, gran fan de las ilustraciones de bailarinas de Berenice. Después intervino un destino cabezón que nos llenó de casualidades y oportunidades para encontrarnos a pesar de una distancia importante en Km. La magia de Ballet Papier llegó y se quedó en nuestras vidas.

Sobre mi persona no voy a contar mucho. Lo relevante aquí es que soy madre de una niña que ha elegido bailar ballet. No quiero caer en el ombliguismo de contar mi historia, ni en la tragedia de que mi hija es diferente y especial... claro, ¡como todas!

Quiero que estos artículos sirvan para ayudar a vivir esta aventura como algo positivo, desdramatizar situaciones e intentar normalizar el ballet en nuestras vidas como una experiencia que nos haga mejores. ¿Un camino de rosas? Pues no...pero ¿es que otro camino lo es? ¡Bienvenidas todas!

#sosmihijabailaballet #bailar #bailarina #ballerinas #ballet #danza #dance #lovedance #balletpapier #mamábloguera #mihijaquierebailar

3 views
Customer Service
General Information
Collaborations

© 2010 Ballet Papier

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Google+ Icon